voltar / Noticias
17 mai 2021

La industria alimentaria, al igual que la construcción y otras industrias, es un entorno de trabajo con varios riesgos para la salud de los trabajadores. Objetos pesados, objetos afilados, partículas en el aire, proyecciones y temperaturas extremas son solo algunos ejemplos de posibles peligros para la salud.

 

La seguridad de los trabajadores siempre debe ser lo primero. Por otro lado, también es necesario garantizar la calidad y seguridad del propio alimento, ya que puede contaminarse con mucha facilidad.

 

Es por estas razones que el uso de Equipo de Protección Personal (EPP) en esta área es tan importante. Los EPI no solo minimizan el riesgo de accidentes laborales, sino que también garantizan la protección total de la calidad de los alimentos.

 

PROTECCIÓN AUDITIVA

 

En muchas de las industrias alimentarias, el uso de protección auditiva es sumamente importante, ya que el ruido causado por el equipo puede ser muy fuerte y constante, y puede causar problemas auditivos a largo plazo.

 

En estos casos, se recomienda el uso de EPP como tapones para los oídos, orejeras o incluso protectores de comunicación que minimizarán las posibilidades de desarrollar un problema de audición.

 

PROTECCIÓN PARA LOS OJOS

 

En la industria alimentaria, es común tener partículas en el aire que pueden entrar fácilmente en contacto directo con los ojos y afectar su visión. En el ejercicio de muchas funciones existe un alto riesgo de proyección de partículas o escombros que pueden afectar gravemente a la visión.

 

Para evitar estos peligros, se recomienda usar gafas protectoras.

 

PROTECCION RESPIRATORIA

 

La exposición a partículas no solo tiene consecuencias para la visión, sino también para el sistema respiratorio. La exposición a estas partículas puede hacer que desarrolle enfermedades respiratorias, como asma.

 

Los equipos de protección personal, como las mascarillas y los respiradores, desempeñan un papel fundamental en la prevención de estas enfermedades. También evitan que la saliva de un empleado llegue a los productos y comprometa la seguridad alimentaria.

 

TRAJES DE PROTECCIÓN

 

Hay varios trajes de protección para los más variados propósitos. Los trajes, batas de laboratorio, gorras y guantes desechables evitan que se produzca la contaminación cruzada.

 

A menudo se necesitan delantales para proteger al trabajador de cortes, golpes físicos y quemaduras. En la industria alimentaria, los delantales suelen tener que ser gruesos e impermeables.

 

En Dikamar disponemos de delantales de PVC que te ofrecerán la mejor comodidad y protección. ¡Descubre más aquí!

 

En la industria alimentaria, los entornos con temperaturas extremas, como hornos y cámaras frigoríficas, son una realidad. La exposición a estas temperaturas sin el equipo adecuado puede tener graves consecuencias para su salud.

 

Si trabaja en uno de estos entornos, utilice siempre EPI térmicos y especialmente un uniforme térmico.

 

Si trabaja específicamente en ambientes fríos, el uniforme Ticeworkwear®  es perfecto para mantenerlo abrigado y cómodo a las temperaturas más bajas. 

 

CALZADO DE SEGURIDAD

 

En la industria alimentaria, es habitual tener suelos mojados o resbaladizos. Sin un calzado antideslizante adecuado, un trabajador puede resbalarse, caerse y sufrir algún tipo de lesión con facilidad.

 

También es común trabajar con materiales que pueden caer sobre sus pies y lastimarlo. Otros materiales pueden caer y perforar sus pies.

 

Para prevenir todos estos accidentes laborales, el calzado de seguridad es uno de los EPI más importantes, de ahí la necesidad de elegir un buen calzado de seguridad que sea adecuado para tu puesto de trabajo.

 

Es pensando en los trabajadores de la alimentación que Dikamar desarrolla diferentes tipos de calzado, siendo la bota Eaglegrip®  la más destacada por ser extremadamente ligera, cómoda y con un diseño suave que facilita su limpieza, algo que es muy importante en este ámbito. 

Otras noticias Vea también